Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza

Desde antiguo una de las estampas más emblemáticas y conocidas de Motril ha sido la visión del santuario de Nuestra Señora, sobre el cerro homónimo ,que levantado sobre la ruinas de un castillejo nazarí, fue mandado derruir por D. Fernando el Católico en 1499.De la primera ermita, construida tras la aparición milagrosa de la imagen, apenas tenemos datos. Sí del templo construido a partir de 1631 por Isidro de la Chica, que proyectó un edificio de cruz latina de una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón dividida en tramos por gruesos arcos fajones; el crucero esta cubierto con cúpula semiesférica rebajada sobre pechinas y consta además de una capilla mayor, cubierta con bóveda de medio cañón y el camarín de la virgen en la cabecera, cubierto con cúpula semiesférica .El coro se sitúa en alto sobre un arco escarzano a los pies de la iglesia y se corona el conjunto con una torre campanario en la cabecera del templo sobre el testero izquierdo. Parcialmente destruido durante la Guerra Civil, fue restaurado en segundo tercio del siglo XX  intentando en lo posible respetar su antigua estructura .La restauración se culminó en los años sesenta con el retablo del escultor motrileño Manuel González Ligero en el que se sintetizan de forma alegórica todos los valores de la tradición motrileña con respecto a la leyenda y culto de la Virgen de la Cabeza.